Arquitecnia

Arquitecnia Gestión Técnica S.L.P. (sociedad colegiada nº 108.225  en el COAATIEM)                                25 años al servicio de la edificación y de la prevención de riesgos laborales

 
 

 

La obligación de efectuar la Inspección Técnica de Edificios (ITE) corresponde a los propietarios de los edificios según un calendario establecido por cada ayuntamiento, si bien como norma general la primera inspección es al cumplir los 30 años de antigüedad y posteriormente cada 10 años.

 

La inspección técnica de edificios

Durante la inspección se chequean estructura, cimentación, fachadas, patios, medianeras, otros paramentos interiores y exteriores, azoteas, tejados, instalaciones de fontanería y saneamiento y los elementos de accesibilidad entre exterior y viviendas. Posteriormente se emite un dictamen con las deficiencias observadas y una propuesta de medidas correctoras, en el caso de ser desfavorable.

El servicio incluye la presentación del dictamen de ITE en el registro municipal.

  

Obras correctoras de ITE's desfavorables

Cuando el resultado de la inspección es desfavorable por existir elementos deficientes, prestamos los servicios técnicos necesarios para las obras correctoras adecuadas, tales como dirección de obra, redacción de proyectos, coordinación de seguridad, etc. Vea las secciones correspondientes en este sitio. 

 

Certificados de idoneidad de obras correctoras

Una vez realizadas las obras de subsanación de las deficiencias, para que los ayuntamientos cierren el expediente de deficiencias, es necesario aportar un certificado realizado por arquitecto técnico o arquitecto en el cual se justifique que las obras realizadas son adecuadas.

Se trata de un trabajo profesional independiente del dictamen de ITE que también realizamos.

 

Los informes de evaluación de edificios sustituirán a las ITE's

Los nuevos IEE son documentos en los que se incluyen las actuales ITE's, los certificados de eficiencia energética (IEE's) y además un estudio de las condiciones de accesibilidad con propuestas de mejora.

Serán obligatorios para todos lo edificios de vivienda colectiva de más de 50 años, para acogerse a ayudas públicas para obras de conservación, accesibilidad universal o eficiencia energética y para el resto de edificios cuando así lo determine la normativa autonómica o municipal.

De momento se están exigiendo para optar a las subvenciones para la rehabilitación energética.